Beneficios de compartir un hogar.

En las ciudades alrededor de España y Europa, encontrar vivienda asequible es un reto. No es un secreto que hay personas que viven solas o en pareja con una renta fija y que tienen dificultades para mantenerse teniendo en cuenta la subida de precios generalizada, pero otros colectivos también lo sufren especialmente: doctores, estudiantes, investigadores, jóvenes profesionales, etc. En muchas de las ciudades europeas nos encontramos con que sus gobiernos locales están explorando las posibilidades para enfrentarse al reto.

Compartir un hogar es una alternativa muy valiosa frente a las fórmulas de vivienda tradicionales que puede generar un ingreso extra, ahorro e incluso combatir las barreras de relación entre generaciones, soledad no deseada y con ello prevenir la dependencia.