Descubre Por Qué las Mujeres se Jubilan Antes que Los Hombres

Recientemente un estudio realizado por la psiquiatra y psicoterapeuta Bartolomé Freire arrojó como resultado que las mujeres tienen una tendencia a jubilarse antes que los hombres en España. Situación que explica en detalle en su libro “La Jubilación” (Lid Editorial).


Freire explica que  “Dos de cada tres mujeres optan por pre-jubilarse anticipadamente frente a uno de cada tres hombres.” Esto se debe a que las mujeres encuentran la jubilación como un momento en sus vidas para liberarse y poder hacer lo que deseen con su tiempo libre. 


Durante gran parte de su etapa laboral, las mujeres enfrentan diferentes roles tanto profesionales como esposas, madres y amas de casas, algo que puede llegar a ser agotador. Mientras que los hombres suelen atrasar el proceso de jubilarse porque encuentran mayor satisfacción laboral y suelen lidiar con menos tareas que las mujeres en otros ámbitos de la vida cotidiana.


No obstante, los hombres suelen ver la jubilación con temor porque están acostumbrados a tener una vida profesional bastante activa por lo cual cuando se jubilan solo se enfocan en una tarea, lo que puede llegar a volverse rutinario y aburrido. Las mujeres por su parte al jubilarse suelen ocupar su tiempo en más actividades.


LOS ESTEREOTIPOS SOCIALES AFECTAN A LOS JUBILADOS


Las sociedades suelen crear estereotipos bastante específicos respecto a los roles de hombres y mujeres, por lo cual este tipo de situaciones o expectativas suelen afectar las emociones de muchas personas al enfrentar la jubilación. 


Muchas de las personas mayores que actualmente están jubilados en España,  crecieron bajo el concepto de que los estudios eran un recurso masculino por lo cual los hombres debían desempeñar el rol de proveedores económicos de la familia.  Mientras que para las mujeres, en muchos casos, se esperaba que suprimieran sus aspiraciones profesionales para dedicarse a cuidar a sus familias.


Si bien, estos conceptos pueden parecer muy anticuados para los tiempos que se viven hoy en día, muchos españoles afrontan emociones de depresión cuando se refiere a la jubilación, basándose en estos preconceptos sociales.


LAS EMPRESAS PREFIEREN JUBILAR A LAS MUJERES ANTES


Las exigencias para las mujeres que trabajan suelen ser más altas que para los hombres. Muchas veces las empresas no comprenden el número de actividades que una mujer debe realizar en el ambiente laboral y en su hogar, lo que conlleva a un desgaste más rápido de la persona.


Por otra parte, ciertas empresas prefieren jubilar a las mujeres a penas llegan a la edad de jubilación a diferencia de los hombres, lo que juega un factor fundamental en el porcentaje de mujeres jubiladas que ves en España.


LAS MUJERES ESTÁN MÁS ACOSTUMBRADAS A SER INACTIVAS



Freire explica que “la tendencia femenina a implicarse más personalmente en sus relaciones les sirve de apoyo a la hora de enfrentarse a cambios importantes.” Por lo cual, las mujeres al jubilarse no enfrentan conflictos como estar inactivas por un tiempo, porque están socialmente acostumbradas a estar aisladas y tener que lidiar con más extra actividades fuera y dentro del hogar.

Esto ayuda a que las mujeres afronten la jubilación desde otra perspectiva. Por ende, suelen ser “disfrutadores” e incluso “exploradores” al momento de decidir jubilarse y trazar nuevos horizontes para esta nueva etapa de su vida. Las mujeres suelen ver la jubilación como el momento perfecto para hacer lo que se les apetece y bajo sus propios términos.

PARA MUCHAS MUJERES ES UN MOMENTO DE RENOVACIÓN 


Al tener que postergar muchos sueños y deseos, las mujeres suelen ver la jubilación como la oportunidad de poder dedicarse a realizar todas esas asignaturas que tenían pendiente en sus vidas.


Además a esto se suma que por fin pueden tener una vida más autónoma.Cuando ya no existe la preocupación de dedicarse a criar a los hijos y otro tipo de responsabilidades, las mujeres suelen aventurarse en nuevos proyectos profesionales que le apasionen y puedan trabajar desde su hogar o bajo sus propios términos.


Un ejemplo de estas situaciones es invertir parte de sus ahorros en un negocio pequeño, o cualquier otra actividad que le ayude a generar nuevos ingresos y resulte atractivo según sus expectativas.