Tips para Evitar el Coronavirus en Personas Mayores en España

El coronavirus sigue dando de qué hablar debido a su rápido esparcimiento alrededor del mundo.  Pero desde la aparición de algunos casos en España, expertos llaman a la calma e insisten en evitar entrar en pánico ante cualquier posible síntoma que se parezca, y sacar conclusiones apresuradas. Ante cualquier duda lo mejor es consultar con un médico experto.


De acuerdo con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, el Ministerio de Sanidad ha decidido junto con CCAA y otras entidades del gobierno, celebrar a puerta cerradas aquellas competiciones profesionales en donde se espera un alto flujo de aficionados que provengan de zonas relacionadas con el coronavirus. Además se ha ordenado la cancelación de todos los congresos, seminarios, y cursos en dichas zonas. 


El ministro de Sanidad, además explicó que  España todavía se encuentra en fase de contención por lo cual no hay que entrar en pánico, y simplemente seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias para evitar el contagio.


Hasta el 22 de marzo  quedarán aplazadas todas las reuniones convocadas, además de evitar reuniones con un número mayor de 20 personas para esas fechas. Esto con el fin de evitar cualquier tipo de espacios del virus, por lo cual cualquier tipo de reunión laboral o de otra índole es mejor realizarla vía online.

LAS PERSONAS MAYORES DEBEN SER LAS MÁS CUIDADOSAS


En el caso del coronavirus, las personas mayores son las que se encuentran en mayor riesgo debido a que al envejecer las personas suelen desarrollar con mayor facilidad otro tipo de enfermedades lo que causa que el sistema inmune se debilite.


Razón por la cual el Ministerio de Sanidad reitera que se seguirá haciendo un seguimiento diario, de esta manera podrán optar diferentes medidas dependiendo de la situación con el fin de poder garantizar la salud y seguridad de la población española. 







TIPS PARA PREVENIR EL CORONAVIRUS


Si bien aún no se dispone de una vacuna o tratamiento específico para combatir la infección, existen ciertas medidas que las personas pueden aplicar dentro de su rutina diaria para disminuir las probabilidades de infección. 


Mantener una higiene básica es fundamental para evitar contraer el virus. Lavarse las manos con frecuencia, evitar el contacto con personas ya infectadas, y proteger áreas sensibles como tocarse mucho los ojos, la nariz y la boca. 


En el caso de las personas que viven en zonas donde se han presentado casos de coronavirus, es recomendable salir con mascarillas para la boca y evitar estar en contacto con personas que lo padezca.


Además, es importante tomar en cuenta que si bien los productos de origen animal debidamente procesados no representan ningún riesgo, las personas deben manipular con cuidado los alimentos crudos, lavarse las manos y asegurar una buena cocción. Por otra parte, expertos en salud recomiendan consumir alimentos crudos por un tiempo.

Las personas que sufran de diabetes, insuficiencia renal, inmunodepresión y neumopatía crónica tienen mayores probabilidades de riesgo por lo cual es recomendable que sigan este tipo de sugerencias para evitar complicaciones futuras.

 

DATOS A TOMAR EN CUENTA RESPECTO AL CORONAVIRUS

 

Ante este tipo de virus es importante evitar la especulación y ante cualquier duda acudir a su médico de confianza antes de automedicarse. Algunos datos que muchas personas en el país desconocen son :

 

  • Existen varios tipos de coronavirus. El que tiene mayores tasas de recuperación es el coronavirus de resfriado, en un par de días la personas suelen estar como si nada.

 

  • Solo entre un 9% y 12 % de los pacientes de coronavirus del SRAS que hace referencia a una forma grave de neumonía terminan en muerte. Los pacientes con este tipo de virus jóvenes suelen recuperarse sin problemas al tener un organismo más fuerte que el de bebés o personas mayores.

 

  • El síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) asociado con problemas severos respiratorios acompañado de fiebre, tos y dificultad para respirar, tiene un porcentaje de mortalidad del 36% según informes de la Organización Mundial de la Salud.