Errores Más Comunes Al Reformar Tu Hogar Antes de Alquilarlo

Hoy en día el mercado inmobiliario se ha vuelto bastante competitivo en España, por lo cual muchos propietarios deciden invertir en remodelaciones antes de colocar sus apartamentos en alquiler. Si bien, una vivienda en excelentes condiciones siempre es más atractiva para el público, es importante tomar ciertas consideraciones antes de comenzar cualquier tipo de remodelación.


Por lo general, muchos españoles suelen ceñirse a un presupuesto inicial poco realista, lo que genera que comiencen a escatimar en la calidad de los materiales implementados para solventar problemas comunes en la vivienda.No obstante, aunque esto pueda parecer bastante conveniente al principio, en realidad lo que están logrando es crear una casa con cartas de poker, que al primer soplo se puede derrumbar.


Las remodelaciones de una vivienda pueden resultar costosas hoy en día, pero lo que muchas personas no piensan es que es mejor hacer las cosas bien desde un principio, que enmendar los daños a mediano plazo.


Si eres de los que ha decidido invertir tu dinero en algunas remodelaciones, este artículo es lo que necesitas. A continuación dejaremos algunos consejos para lograr un proceso de remodelación exitosa, evitando estos errores comunes que muchas personas cometen al embarcarse en este tipo de proyectos.


NO TENER UN PRESUPUESTO REAL 



Muchas personas suelen crear presupuestos poco realistas al momento de comenzar a remodelar sus hogares. El secreto para evitar esto, es llevar un control minucioso de lo que se gasta, al igual que detallar el tipo de reforma que se hará incluyendo los materiales necesarios.


Crear un documento en excel o una libreta donde pueda tener un control es fundamental. Anoté desde los gastos grandes hasta los insignificantes como picaportes o luminarias. Para poder crear un presupuesto un poco más realista es recomendable visitar varias tiendas y comparar los precios de los materiales que necesitará. Además, puede ser de ayuda llamar a expertos para comparar precios, en el caso de necesitar reformas mucho más profundas o complejas.


NO TENER EN CUENTA LOS IMPREVISTOS


Tal cual dice el refrán "más vale prevenir que curar,"  es importante que tu presupuesto destine un porcentaje para imprevistos. Este tipo de gastos siempre van a ocurrir, muchas veces algunos cambios en el hogar pueden requerir de una inversión un poco mayor a lo esperado, por lo cual es importante tener dinero reservado para ese tipo de inconvenientes y no ser sorprendido durante el proceso.


Uno de los errores más comunes de muchas personas es pensar que porque tienen un plan es infalible. Lamentablemente, en la vida nada se puede planificar al 100%, siempre habrá detalles que se nos escapan, por lo cual es importante plantearse diversos escenarios y tener un plan de respaldo en caso de que algo ocurra.


De acuerdo con expertos en el área inmobiliaria, lo mejor es reservar entre un 10% y un 20% solo para imprevistos.



ANTEPONER LA ESTÉTICA A LA FUNCIONALIDAD


Todos queremos una casa bonita, pero la realidad es que muchas veces lo que se ve visualmente armonioso no implica que sea práctico durante nuestra rutina diaria. Detalles como invertir en una buena carpintería exterior, calefacción, climatización, o tener un aislamiento termoacústico, pueden hacer de tu vida en casa algo mucho mejor.


Ramsés Jiménez y Laura Pol, interioristas fundadores del estudio RÄL 167,  explican que "Lo más importante es ser realista con las necesidades y el presupuesto del que se dispone. Hay que jerarquizar y tratar de buscar las mejores calidades que puedan costearse, pero sin generar unas expectativas inalcanzables.”



NO DEJARSE GUIAR POR EXPERTOS



En algunos casos, las personas crean conceptos o ideas alrededor de lo que desearían  sea la remodelación de sus espacios, pero eso no quiere decir que sea lo mejor en su caso en particular. 


A veces es importante aprender a pensar fuera de la caja y dejarnos guiar por los consejos de un experto. Recuerde que por algo esa persona es buena en lo que hace, lo que implica que su experiencia puede ser usada a su conveniencia para lograr un espacio mucho más práctico. Además, esa persona puede ayudarlo a crear un espacio más realista para sus necesidades y presupuesto.



NO GUARDAR LOS TICKETS DE COMPRA 


Como explicamos previamente es importante llevar un control minucioso de lo que se gasta, pero esto también implica guardar los tickets de compra y los contratos de garantía. 


En caso de que algo no funcione o salga mal, siempre nos van a solicitar este tipo de documentación por lo cual es importante guardar este respaldo en un lugar seguro y al cual tengamos fácil acceso en caso de requerirlo en algún momento.



ESCATIMAR EN LO IMPORTANTE


Es normal dejarse llevar por un producto mucho más económico, cuando a simple vista parece hacer la misma función del que cuesta más, pero cuando se trata de remodelación y reformas en el hogar, es importante invertir en lo que es importante.


Puede que en ese momento usted lo vea como un ahorro, pero si compra algo de menor calidad, implica que su durabilidad será menor y al poco tiempo tendrá que volver a invertir en algo que ya ha arreglado.


El error más común al hacer una reforma en el hogar es escatimar en lo que es importante.