La Soledad Durante la Vejez

La soledad durante la vejez es un hecho cada vez más común de lo que muchas personas creen. De acuerdo con un estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) durante 2017, en España hay cerca de 4,7 millones de hogares unipersonales, de los cuales el 42% es habitado por personas mayores de 65 años. El porcentaje de mujeres que viven solas es más alto que el de los hombres y esto se debe a que existe una mayor tasa de mortalidad en los hombres. De hecho, 76,9% de las mujeres que viven solas son viudas.


Estos números se relacionan con la sensación de soledad, cada vez más en el país se ven casos de soledad durante la vejez, debido a que es una etapa en la vida donde se van perdiendo ciertas facultades y comienzan a aparecer ciertas enfermedades propias de la edad.  Esto causa que muchas personas comiencen a presentar sentimientos de soledad que no saben cómo manejar.


Pero no siempre la soledad es una emoción negativa, de hecho los expertos en el área aseguran que hay dos tipos de soledad, la objetiva y subjetiva. La primera se refiere a la falta de compañía, pero eso no implica estar en un estado emocional de tristeza, de hecho todos los individuos de vez en cuando requieren de su propio espacio y disfrutar solo de su compañía lo que puede resultar en algo enriquecedor. 


La soledad subjetiva, en cambio, se refiere a personas que se sienten solas. En estos casos la soledad no es algo buscado, por lo cual se asocia con emociones como la tristeza y en casos severos, incluso con emociones depresivas. Por estas razones, hoy hablaremos sobre algunos tips que te ayudarán a enfrentar la soledad y sacar algo positivo de esas circunstancias.



CAUSAS MÁS COMUNES DE LA SOLEDAD


Esa sensación de soledad durante la vejez puede ser causada por diferentes razones.  Expertos hablan sobre crisis de identidad que se asocian con pérdidas dentro del círculo social o familiar lo que puede causar un deterioro emocional. 


También se ven casos donde la soledad es causada por una crisis de autonomía  debido al deterioro del organismo o la posibilidad de realizar actividades cotidianas; y por últimos expertos hablan de una crisis de pertenencia que se asocia a la pérdida de roles o capacidades, especialmente en personas que fueron muy activas en el ámbito profesional o deportivo.


OTRAS CAUSAS 


Nido Vacío: Este síndrome es otra de las causales más comunes de la soledad. El abandono del hogar por parte de los hijos suele ser un desencadenante en muchas personas, debido a que ya no son necesitados o de repente disponen de demasiado tiempo libre, puede generar una sensación de soledad y pérdida de identidad como su rol  dentro de la familia.


Relación Familiar Pobre: Una precaria relación familiar también puede ser causante de emociones vinculadas a la soledad, muchas veces la falta de contacto con los hijos, nietos y otros miembros de la familia pueden lograr que una persona se sienta aislada y poco considerada.


La Muerte de un Cónyuge: Perder a un ser querido es una de las causantes principales de crisis emocionales. Tras la pérdida es normal que las personas se sientan abrumadas e incluso comiencen a cuestionar su existencia o rol dentro de la familia. Además se debe sumar el cambio de la rutina al tener que hacer cosas cotidianas sin la compañía de ese ser querido.


Jubilación: La salida del mercado laboral puede llegar a ser un proceso delicado, especialmente para aquellas personas que tuvieron una vida profesional dinámica, por esta razón cuando enfrentan la jubilación muchos suelen deprimirse porque ya no tienen esa actividad que los llenaba. Además, hay que mencionar que una falta de ingreso estable, y la dependencia del Estado puede llegar a ser aterrador para algunos españoles.


Escasa Vida Social: No tener amigos cercanos o no poder realizar una actividad que se vinculaba con una vida social puede llegar a ser otro factor determinante. Muchas personas enfrentan sentimientos negativos al no saber qué hacer con todo el tiempo libre, por lo cual pueden desarrollar depresión.

 

 



CÓMO COMBATIR LA SOLEDAD


Por suerte la soledad no es algo definitivo, existen muchas formas de afrontar esos sentimientos negativos y cambiarlos por actividades que nos otorguen placer. A continuación explicaremos algunas de las cosas que pueden realizar para combatir la sensación de soledad.


Actividad Física:  Durante la vejez es fundamental realizar ejercicio, no solo por cuestiones de salud, sino porque además, está comprobado que cuando nos ejercitamos nuestro organismo libera dopaminas lo que hace que estemos de muy buen humor.


Nuevo Hobby: Ocupar el tiempo libre en actividades productivas. Esto ayudará a que el tiempo transcurra de forma más rápida, y puede mejorar su vida social si encuentran una actividad que puedan realizar con otras personas.


Más Tiempo Familiar:  Una clave para vencer emociones negativas es expresarlo en voz alta y conversar con familiares acerca de sus sentimientos, de esta forma los seres queridos pueden ayudar para que se sientan menos solos, ya sea pasando el fin de semana con ustedes o incluso invitándolos a realizar otro tipo de actividades fuera de casa.


Trabajador Social:  En casos más severos donde haya personas con alguna incapacidad física siempre se puede acudir a un trabajador social o especializado en la salud. Estas personas están capacitadas para ayudar a personas durante la vejez en diferentes etapas y circunstancias, pero lo más importante les aportan compañía cuando el resto de los familiares no pueden estar 24/7 para ellos.