Tips para Envejecer Feliz

Envejecer es una parte natural de la vida, pero no porque te estés haciendo mayor quiere decir que estás perdiendo parte de tu esencia, vitalidad, fortaleza y conocimiento como persona, al contrario, la madurez viene acompañada de aprendizajes y la posibilidad de disfrutar de la vida desde otras perspectivas.


Muchas personas tienen temor a envejecer porque por lo general la vejez se asocia con una etapa en la vida donde las enfermedades comienzan a aparecer, las personas suelen quedarse más solas y no encuentran la motivación para realizar actividades.


Pero la realidad es que este tipo de creencias son un mito hoy en día. Según Derek Isaacowitz en su estudio “Regulación del ánimo en tiempo real,” muchos adultos mayores aseguran haber logrado tener una vida más tranquila y feliz luego de haber llegado a los 60 años de edad. Esto se debe a que con el paso de los años las personas adquieren mejores recursos emocionales que los ayudan a enfrentarse a los desafíos de la vida de una forma más madura y sencilla.


No obstante, existen algunos pilares básicos que toda persona debe tomar en consideración al momento de pensar en una vejez tranquila y feliz. Expertos en el área aconsejan atender sus necesidades físicas y hacerse chequeos anuales con su médico de confianza para prevenir enfermedades o poder atender dificultades a tiempo. Además, se aconseja tener un plan financiero que ayude a garantizar una estabilidad económica que permita cubrir las necesidades básicas de una persona sin preocupación.


TODO ES ACERCA DE ACTITUD 


Nuestra mente es poderosa, por lo cual si te sientes bien se ve reflejado en tu cuerpo. No te enfoques en lo negativo, el pasado o en lo que no tienes, más bien invierte esas energías en actividades que te nutran como persona y te saquen sonrisas.


Mientras que con respecto a la edad, es importante recordar que es solo un número, y un número no puede definirnos ni mucho menos limitarnos. Por lo cual es aconsejable juntarse con personas que estén en esta misma sintonía y ofrezcan cosas positivas a nuestra vida diaria.






ACTIVIDAD FÍSICA Y PROBIÓTICOS


Realizar una actividad física es importante porque al ejercitarnos nuestro organismo libera dopaminas, esto nos ayuda a combatir el estrés y la tristeza. Por esta razón neurólogos sugieren realizar alguna actividad física que les guste y acompañar la rutina con sentadillas.  

Cuando realizas 10 sentadillas diarias con una duración de 10 segundos cada una, ayudas a fortalecer tus músculos pélvicos, lo que permite evitar fracturas y caídas en un futuro.



Agregar probióticos a la dieta es otro factor fundamental. La vitamina D y los probióticos ayudan a fortalecer los huesos y a tener una salud estomacal adecuada. Es importante recordar que a medida que envejecemos la densidad ósea disminuye por lo cual debemos ingerir los nutrientes necesarios para combatir el desgaste natural de nuestro organismo.

APAGA EL TELÉFONO

Desconectarse  de vez en cuando de la tecnología y permitirse disfrutar de buena compañía con amigos o familiares, son esos detalles que no tienen precio. Expertos sugieren realizar actividades sociales donde puedan interactuar con otras personas, mientras se olvidan por unas horas del telefono. 

Es importante fortalecer los vínculos emocionales, que se relacionan con la segregación de oxitocina ( la hormona de los vínculos emocionales), debido a que esto ayuda a que tengamos esa sensación de bienestar.



DUERME LO NECESARIO

Nuestro cuerpo necesita por lo menos 8 horas de sueño para poder recobrar energías, por esta razón es importante dormir las horas suficientes en un horario adecuado. Es fundamental evitar dormir durante todo el día porque luego en la noche no podrá dormir, tener un ciclo adecuado de sueño es fundamental para tener una vida sana.

Apague la alarma al menos un fin de semana cada tanto y disfrute de un merecido descanso sin preocupaciones. Además, si lo cree necesario tome una siesta durante la tarde, esto le ayudará a estar de mejor humor, reduce los niveles de cortisol y  los riesgos de depresión.

DEDICA TIEMPO A ACTIVIDADES QUE AMAS

Cuando llega el momento de la jubilación tienes más tiempo libre para hacer lo que te plazca, por lo cual es recomendable que inviertas ese tiempo en actividades que te gusten y te hagan sentir feliz.

La vida adulta no tiene que ser sinónimo de aburrimiento, después de todo el único bien no renovable es el tiempo, por esta razón es importante aprovechar cada minuto en cosas que te nutran y te hagan sentir pleno.