Tips Para Lograr Una Convivencia Sana

Existen 112.000 personas mayores de edad sin compañía debido a la crisis demográfica que afronta España, por esta razón cada vez más personas buscan rentar sus apartamentos, al ser una fuente de ingreso extra y para obtener  compañía.



El ideal para muchos es poder vivir solos y bajo sus propias reglas, pero los constantes cambios políticos y económicos en España han incrementado los porcentajes de personas mayores que deciden rentar sus pisos o habitaciones para poder obtener un ingreso económico más completo.


De acuerdo a un estudio realizado en 2018 por el Instituto Nacional de Estadística (INE),  más de 850.000 españoles son mayores de 80 años, y la gran mayoría son mujeres, siendo alrededor de  662.000 mujeres en comparación a los hombres que son alrededor de 188.000.


Estos números ponen en manifiesto la crisis demográfica que afronta España, debido a que existen 112.000 personas mayores de edad sin compañía. Mientras que  53,1% de los jóvenes, de 25 a 29 años, sigue viviendo con sus padres debido a que no pueden costear los precios de los alquileres en el país.


Por lo cual vivir con otra persona se convierte en una situación cada vez más común y beneficiosa, no solo desde el punto de vista económico sino social, porque personas mayores tienen la oportunidad de no estar tan solas. Por esta razón hoy les explicaremos algunos tips para lograr tener una convivencia más sana, especialmente cuando existe una brecha generacional.


CONOCE A TU INQUILINO


Nadie espera que sean mejores amigos desde el primer día, pero llegar a conocer a la persona con quien vives es fundamental para poder desarrollar una buena convivencia. Siempre se puede comenzar compartiendo un café por la tarde o aprovechando esos momentos que estén juntos en el apartamento para conocerse.


Cuando pasas tiempo con la otra persona existe la posibilidad de estrechar lazos y de esa manera podrás conocer qué cosas le gustan y su forma de ser.


HABLAR SOBRE ESPACIO


Todos necesitamos de nuestro propio espacio y privacidad de vez en cuando, por lo cual es importante aprender a respetar el espacio del otro. Muchas personas sienten que está bien entrar a cualquier habitación donde la puerta no esté cerrada, pero una puerta abierta no es sinónimo de una invitación a que pases. Son pequeños detalles que al final del día pueden incomodar a la otra persona. 


Lo mejor es siempre conversar estas circunstancias y evitar cruzar las líneas. Recuerda que no porque ambos estén en casa los obliga a pasar tiempo juntos.



CONVIERTE EL PAGAR LAS CUENTAS EN ALGO SIMPLE


Cuentas claras mantienen amistades. Lleva un control de los gastos compartidos que sea fácil para ambos, mantenga las facturas y de ser posible lleven la contabilidad en un cuaderno donde todos tengan acceso a los gastos mensuales.


Por otra parte, también es importante establecer el método de pago, ya sea en efectivo o cheque es importante conversar esos detalles con la otra persona para evitar malos entendidos.



ORGANIZA UN CRONOGRAMA DE LIMPIEZA


La limpieza puede llegar a ser un tema delicado y de conflictos futuros si no se conversa con antelación. Crear un plan de limpieza donde se designan ciertas actividades ayudará a que el trabajo sea equitativo, de esta forma cada quien sabrá qué debe hacer y cuándo .


SE FLEXIBLE


La regla de oro en las convivencias es el respeto y la tolerancia, por supuesto es importante recordar que no todas las personas piensan igual que nosotros, y que de vez en cuando tendremos que aprender a ser flexibles con pequeños detalles en la convivencia.


Por ejemplo si necesitas que hagan silencio durante horas específicas porque vas a atender una llamada importante, debes aprender a ser flexible y comprender que ahora compartes los espacios. No todo puede ser como tú quieras, por lo cual es importante recordar que es mejor hablar sobre esos detalles antes de que se convierta en un conflicto mayor.